Pro Camins Públics i Oberts

Esta semana la plataforma Pro Camins Públics i Oberts se está mostrando especialmente activa. El lunes denunció el cierre del Cami Vell de Lluc a la altura de la finca Ca Na Borrassa, propiedad de la familia del alcalde de Pollensa y ayer martes el cierre del Camí d’Ariant desde el Pi de Son Grua a la altura de la carretera de Pollença a Lluc MA-10 en el punto kilométrico 5,3.

En el primer caso, el Camí Vell de Lluc, la plataforma reclama el paso público por esa ruta, mientras que el alcalde justifica el cierre argumentado que en ocasiones los excursionistas dejan abierto el portón de la finca con el rieso de que se escapen las ovejas y provoquen un accidente.

El alcalde explica que el pasado mes de mayo informó al Consell de Mallorca sobre los hechos, y que la Guardia Civil le había comunicado que serría responsable de cualquiert accidente que ocurriera por la fuga de los animales. Al parecer el Consell no ha reaccionado a pesar de que, como propietario de la carretera, obligó a abrir barreras a todos los propietarios que impedían el paso.

En el segundo caso, el cierre del Camí d’Ariant desde el Pi de Son Grua a la altura de la carretera de Pollença a Lluc MA-10 en el punto kilométrico 5,3 la plataforma ha registrado un escrito en el Ajuntament de Pollença reclamando que se compruebe el estado de esta vía aportando documentación histórica y bibliográfica con la que reivindica su uso público.

El alcalde de Pollença, Bartomeu Cifre Ochogavía, explicó que en el Ayuntamiento no se había recibido hasta ahora ninguna queja de la prohibición de paso de los caminantes.