Las redes para compartir aterrizan en Balears

Balears está dando sus primeros pasos en procesos de economía colaborativa, aunque todavía no tiene una gran presencia en las Islas. Se trata de plataformas de intercambio de bienes y servicios que están revolucionando la manera como funciona el mundo. Están basadas en el intercambio directo de cualquier bien o servicio en  internet. Y una vez más, en Balears se practica el monocultivo turístico. Según un estudio realizado por el Observatori Balear de la Societat de la Informació (OBSI), las plataformas de economía colaborativa más utilizadas en Balears son las de turismo, y en concreto, de alojamiento. 

Se trata del primer análisis que se realiza sobre el impacto de la economía colaborativa en Balears, todavía en borrador y pendiente de aportaciones individuales. En la monografía se ha analizado la presencia de Balears en 167 plataformas web y la conclusión es que “se aprecia una tendencia que va a la par de la economía tradicional en las Illes Balears: el monocultivo turístico. En concreto, despunta como pionero el subsector con más peso en la economía tradicional: el alojamiento”.

La economía colaborativa (o consumo colaborativo) hace referencia a la manera tradicional de “compartir, intercambiar, prestar, alquilar o regalar, redefinida a través de la tecnología moderna”. 

Las modalidades son de lo más variadas y responden a nuevas demandas de la sociedad: prestar dinero a un desconocido, alquilar la propia casa, intercambiar el hogar para irse de vacaciones, dejar al perro con un desconocido, invitar a un desconocido a casa y hacer de anfitrión enseñándole la región, buscar asistenta del hogar o canguro, aprender idiomas, arreglar el jardín o aportar dinero a causas solidarias. Todo está en internet y esta tendencia supone una verdadera revolución respecto al modelo consumista que hemos vivido hasta ahora. 

Según el semanario británico The Economist, a día de hoy el mercado de alquiler entre consumidores peer to peer (entre iguales, es decir, sin la intervención de empresas) genera en todo el mundo 26.000 millones de dólares (23.300 millones de euros) y su potencial es de 110.000 millones de dólares (98.000 millones de euros), más de cuatro veces su valor actual. 

EL ESTUDIO. Por primera vez un estudio analiza 167 plataformas web del día 4 de julio al 30 de octubre y contabiliza la presencia de bienes o servicios de Balears. De estas 167, cinco tienen su sede social en Palma. Según sus resultados, las plataformas que más abundan son las de crowdfunding, sin embargo las que más utilizan los ciudadanos de Balears son las de turismo, y en concreto, las de alquiler o intercambio de casas para ir de vacaciones. 

Examinan diferentes tipos de plataformas: bancos del tiempo, webs de crowdfunding, intercambio de coches y plataformas turísticas, entre las que hay: apartamentos turísticos, intercambio de casa o intercambio de experiencias con los autóctonos. 
Los bancos del tiempo, que intercambian habilidades entre sus usuarios sin contraprestación monetaria, fueron una de las primeras manifestaciones de economía colaborativa, apoyadas según el informe por la crisis económica, el desempleo y el desmantelamiento del estado del bienestar. Actualmente existen en Balears 14 bancos del tiempo: nueve en Mallorca, tres en Menorca y dos en Eivissa, según la webwww.bdtonline.org

CROWDFUNDING. Dicen que el crowdfunding (micromecenazgo) nació sin internet. En 1885 se llevó a cabo una colecta de aportaciones voluntarias para construir la Estatua de la Libertad, en Nueva York. Existen otras variedades de crowdfunding, como aportaciones de capital que reciben a cambio intereses, pero las que realizan pequeñas donaciones son las más conocidas.  
Las plataformas para compartir coche siguen una iniciativa de la Unión Europea para reducir la contaminación, pero no se han escapado de la polémica. Por ejemplo, la web de taxis privados Uber tiene prohibido el transporte de pasajeros en España desde principios de año, y ahora ha empezado a repartir comida a domicilio en Barcelona. En Mallorca, el Consell de Mallorca ha creado una iniciativa pública para fomentar que se comparta coche, compartir.mallorca.org

TURISMO Y VACACIONES. La modalidad de economía colaborativa con más repercusión en Balears es la de plataformas relacionadas con el turismo, vacaciones y viajes. Aunque la más conocida es Airbnb, existe una enorme cantidad de webs que ofrecen no solo alquileres vacacionales sino que especifican el tipo de experiencia que se quiere tener, si se prefiere el intercambio de casas, y toda una variedad de servicios para el viajero tanto en origen como en destino. “Este tipo de aplicaciones responden a un naciente tipo de turismo alternativo que busca una experiencia más auténtica del contacto del turista con locales y, a la vez, en la mayoría de los casos un precio más económico”. 

Estas plataformas basan su negocio en cobrar una comisión por poner en contacto a vendedores y clientes, o anfitriones y huéspedes en el caso de webs turísticas. El impacto en Balears no es significativo respecto a las grandes ciudades del mundo o Madrid y Barcelona. Sí que se observa que su penetración es “continua y va a más”. 

Con el gran handicap de que Airbnb, una de las plataformas con más impacto en las Islas, no se ha tenido en cuenta porque no concreta los resultados, de las 167 webs, 67 tienen contenidos relacionados con Balears o las islas. Otras 69 no presentan ninguna información sobre las Islas, y sobre 31 plataformas no se ha podido realizar la consulta. 

Pero de estas 67, el 19,7% solo tiene un registro, el 7,6% tiene dos, el 6,1% tiene tres y el 4,5% tiene diez. En resumen, la mitad de las webs con contenido sobre Balears tiene menos de 15 registros, y una cuarta parte tienen más de 300. Estos resultados indican que unas pocas webs son las que tienen más éxito, y que la presencia de Balears en este tipo de webs es “bastante preliminar”. 

De todas las webs analizadas, las que tienen más presencia de registros de Balears son las de turismo (con registros en el 69% de las webs), seguidas de las de financiación (25,3%) y las de transporte (23,1%). 

Sobre el tipo de ciudadanos que intercambian bienes o servicios, se observa que la mayoría son C2C (Consumer to consumer), es decir, intercambio entre ciudadanos. No obstante, se observa otra tendencia no tan esperable, el C2B (Consumer to business). Es decir, que ya no son solo los bancos los que ofrecen financiación a las empresas sino que ahora los ciudadanos directamente pueden ofrecer sus ahorros a las empresas a cambio de una rentabilidad o contraprestación. 

De las 49 webs sobre turismo, 33 tienen registros en Balears, según el estudio. Homeaway, dedicada al alquiler vacacional, es la web con más registros de Balears, 12.043. 

A finales de febrero las plataformas de alojamiento con más entradas de Balears eran Homeaway (14.379 propiedades), y muy por detrás estaban Wimdu (4.877 entradas), Niuma (4.219) y Housetrip (3.835), según una búsqueda propia. 

En el sector del transporte, tres de las 13 webs analizadas tienen registros de Balears. La más popular en la Comunitat, Blablacar, tiene 204 registros en las Islas. 

El sector con más webs es el de la financiación, aunque la presencia en las Islas es muy baja. De las 63 plataformas analizadas, Balears tiene presencia en 16 y el número de registros máximo es de 29. 

La regulación de estas plataformas es un debate aparte. Según las autoras del estudio Bel Llodrà, Francina Mas y Anne-Laure Debrix, “los gobiernos no saben muy bien cómo reaccionar y se escuchan noticias más relacionadas con el concepto ‘prohibir’ que con el concepto ‘regular’”. Y afirman, en relación al turismo colaborativo peer to peer, que “la innovación social ha fragmentado y diversificado la cadena de valor de la industria turística, entrando como agente de la cadena de valor el propio residente y usuario”.

Publicado por Ultima Hora/El Económico/A.Ginard/06 de Marzo 2015