Aprobado presupuesto municipal de 22 millones para 2015

Diario de Mallorca/Part Forana/26 de Febrero 2015

Los presupuestos que gestionará el ayuntamiento de Pollença durante el presente ejercicio, definidos como "responsables" y "saneados" por el equipo de gobierno, ascienden a 22 millones de euros, cifra que incluye las partidas de los diferentes organismos autónomos. Las cuentas fueron aprobadas el martes con el voto favorable del gobierno local (PP y PI) y de UMP, la abstención de PSOE y Esquerra y el voto en contra de Alternativa.

Durante el debate político, el alcalde Tomeu Cifre (PP) se refirió a la herencia recibida, que "dejó unas cuentas prorrogadas", y aseguró que el actual equipo de gobierno ha saneado los presupuestos y además ha conseguido un superávit de 616.000 euros.

El edil añadió que las cuentas garantizan la ejecución de las inversiones comprometidas durante la actual legislatura, entre las que destacó la semipeatonalización de la primera línea del Moll (150.000 euros), la tercera fase de la reforma de la urbanización de Gotmar (800.000 euros) o la rehabilitación del cine Capitol (60.000 euros), entre otras.

El capítulo de inversiones asciende a tres millones de euros. Otros proyectos que se ejecutarán son el asfaltado de diversas calles, las obras de reforma del aparcamiento de Ca les Munnares o las obras de adecuación del Centre Cultural Miquel Capllonch del Port de Pollença. También se incluye una partida de 50.000 euros para la reforma del antiguo edificio de la pescadería y se prevén 100.000 euros para afrontar diferentes expropiaciones derivadas del desarrollo del Plan General.

El gobierno local destacó también que se han reducido los impuestos y que la deuda con los proveedores "está prácticamente liquidada", cuando en el año 2010 ascendía a casi 5,6 millones.

Por su parte, la oposición municipal criticó la falta de consenso a la hora de elaborar los presupuestos y que se ha incumplido la exigencia de presentar las cuentas al personal municipal en el plazo establecido. El grupo de Alternativa per Pollença recriminó al equipo de gobierno municipal que el informe de intervención que acompaña al presupuesto refleja "una serie de irregularidades" y que faltan partidas para ejecutar las diferentes mociones aprobadas por la corporación.